Ligadura Hemorroides

Ligadura Hemorroides

Es un procedimiento que consiste en introducir a través de la luz del ano, por medio de un anoscopio y con un dispositivo especial, colocando en las hemorroides que se encuentran dilatadas en el canal anal, unos cauchos que harán que la hemorroide disminuya el tamaño y por tanto el riesgo de lastimarse y producir un sangrado o de salirse a través del ano generándole inflamación e incomodidades.

¿QUÉ ES LA LIGADURA CON BANDAS DE HEMORROIDES INTERNAS?

Es un procedimiento que consiste en introducir a través de la luz del ano, por medio de un anoscopio y con un dispositivo especial, colocando en las hemorroides que se encuentran dilatadas en el canal anal, unos cauchos que harán que la hemorroide disminuya el tamaño y por tanto el riesgo de lastimarse y producir un sangrado o de salirse a través del ano generándole inflamación e incomodidades.

Introduccion anoscopio

Procedimiento con Anoscopio

Dispositivo especial

Ligadura con cauchos

¿CÓMO SE REALIZA? 

Uniendoscopia - Proceso de ligadura de hemorroides

Se administra un sedante y un analgésico vía intravenosa. Con el paciente acostado de su lado izquierdo (decúbito lateral izquierdo) o boca abajo (decúbito prono), se pasa el anoscopio a través del ano, se ubican las hemorroides de mayor tamaño y a través de este mismo se pasa una pinza especial que lleva montada en su punta un dispositivo especial donde van los cauchos que ligarán las hemorroides. Una vez allí, las hemorroides se aspiran (succionan) y se libera la ligadura para que queden "amarradas" por el caucho. Se pueden ligar hasta 3 hemorroides por sesión, pero no es aconsejable superar este número.

 

 

¿CUÁNTO DURA EL PROCEDIMIENTO?

Aproximadamente 20 minutos.

 

¿QUÉ SE SIENTE DURANTE EL PROCEDIMIENTO?

Probablemente sentirá algo de disconfort, malestar y sensación de masa en el recto distal, sensación de pujo. Si presenta dolor es porque con la ligadura se ha capturado parte de una hemorroides externa, por lo que se debe retirar el caucho .

 

¿PARA QUÉ SIRVE?

Es un método alternativo a la cirugía (y que no la contraindica en caso de que llegue a necesitarse) en pacientes con hemorroides internas de mediano tamaño, procedimiento que tiene menores riesgos de complicación y permite una rápida recuperación cuando el tratamiento médico con dieta y medicamentos no ha funcionado adecuadamente.

 

¿QUÉ RIESGOS PUEDE TENER? 

Es un procedimiento muy seguro, pero ocasionalmente puede producirse 

  • Dolor 
  • Rigidez 
  • Sangrado 
  • Infección y absceso rectal