Endoscopia con luz de banda estrecha

Cromoendoscopia digital o endoscopia con luz de banda estrecha

LEl NBI o imagen de banda estrecha es un novedoso sistema de visualización endoscópica que posibilita una valoración en detalle de la superficie mucosa y su patrón vascular. Esto permite un avance cualitativo en el diagnóstico de las lesiones del tubo digestivo, así como una sustancial mejora en el seguimiento de enfermedades tales como esófago de Barrett, cáncer y pólipos colorrectales y enfermedad inflamatoria intestinal, entre otras.

LEl NBI o imagen de banda estrecha es un novedoso sistema de visualización endoscópica que posibilita una valoración en detalle de la superficie mucosa y su patrón vascular. Esto permite un avance cualitativo en el diagnóstico de las lesiones del tubo digestivo, así como una sustancial mejora en el seguimiento de enfermedades tales como esófago de Barrett, cáncer y pólipos colorrectales y enfermedad inflamatoria intestinal, entre otras.

NBI es un sistema de visualización endoscópica basado en la modificación del ancho de banda de la luz emitida. Creado por Olympus y desarrollado en el National Cancer Center de Tokio, Japón, por Gono y Sano en el año 2001, es llamado también tinción electrónica o cromoendoscopia. 

A diferencia de la videoendoscopía convencional que utiliza luz blanca (todo el espectro de la luz visible desde los 400 nm a los 700 nm), la cual es reflejada en los tejidos y recuperada por un CCD  (dispositivo de cargas eléctricas interconectadas o Charge-Coupled Device), el sistema NBI-Cromoendoscopia utiliza un sistema de filtros que estrecha la longitud de onda de la luz emitida cubriendo dos bandas (415 nm y 540 nm), correspondientes a la luz azul y verde. 

Teniendo en cuenta las bases de la espectrometría, la luz azul, que es de longitud de onda corta, penetra muy poco en la pared del órgano y refleja, por lo tanto, las imágenes más superficiales. Esta luz es fuertemente absorbida por la hemoglobina. De esta manera se resalta la red capilar cercana a la superficie de la mucosa. La luz verde penetra más y reproduce las imágenes de los vasos en mayor profundidad.

Por tanto, las lesiones que se encuentren superficialmente en el sitio de reflexión de la luz azul o verde impiden su paso hacia el CCD y se verán como blanquecinas, es decir sin la luz azul o verde emitidas. 

Esto posibilita una valoración en detalle de la superficie mucosa y su patrón vascular y es un significativo avance cualitativo en el diagnóstico y seguimiento de las lesiones del tracto digestivo, tales como cáncer digestivo temprano, esófago de Barrett, pólipos colorrectales y enfermedad inflamatoria intestinal.

De la cromoendoscopia ha surgido la clasificación de Kudo referente al patrón mucoso de lesiones polipoides y a la correspondiente correlación entre el aspecto cromoendoscópico y la benignidad o malignidad de la lesión encontrada.